miércoles, 8 de junio de 2016

Manifestación 5-J, “300.000 apestados”, así fuimos tratados

¿Dónde estaban los políticos del PP, PSOE, ¿Ciudadanos, Podemos … ?, yo estuve allí y no vi a ninguno acompañándonos.
¿Dónde estaban las televisiones públicas y privadas, TVE, ¿La 2, ¿Tele 5, ¿Antena 3, …? yo estuve allí y solamente vi a La Sexta con un cámara escondido en la Gran Vía y a algunas televisiones autonómicas, pocas, que sí informaron.
¿Dónde se publicó la noticia de que 300.000 pescadores, cazadores y gente del mundo rural se estaban manifestando en Madrid?, no fue noticia ni para El País, ABC, El Mundo o la Razón. Solamente para algunos, escasos, medios escritos autonómicos.
¿A quién importamos?, mediáticamente a nadie.
¿Importan nuestros votos?, parece ser que no, somos 5.000.000 entre cazadores y pescadores, con nuestros votos podríamos hacer caer a un gobierno. Y las próximas elecciones están muy cerca, el 26 de junio.
¿Socialmente cómo nos califican?, como “apestados” con quien nadie quiere que se le relacione.
Y la gran pregunta, ¿qué hemos conseguido manifestándonos este pasado domingo en Madrid?, por lo pronto unirnos que no es poca cosa.
Decenas de miles de personas estuvimos allí, muchos desplazados desde cientos de kilómetros, pagándonos de nuestro bolsillo, en la gran mayoría de los casos, los autobuses que nos desplazaron hasta allí.
Nos boicotearon desde el Ayuntamiento de Madrid, prohibieron los vehículos previstos, intentaron que no entrásemos con nuestros autobuses en Madrid, nos cambiaron el recorrido, aconsejaron no ir a la Gran Vía pues estaba, según ellos, cortada por obras, nos tacharon de peligrosos, alborotadores y mil cosas más.
¿Y la verdad es?, que no hubo ni un solo incidente, ni una pelea, ni rotura de mobiliario urbano ni actos de guerrilla urbana como se hartaron de decir desde esos mismos medios que no asistieron, que iba a ocurrir.
La gente de campo, cazadores y pescadores somos gente pacífica y con educación, y este domingo lo demostramos. Hasta las calles seguían limpias una vez que pasamos, ni latas ni residuos por nuestro recorrido. ¡A ver si aprenden otros ¡
Pero claro, en una sociedad urbanita como por desgracia es la nuestra, donde se da más valor a una pobre paloma herida en una calle que a una familia que tiene que dormir en la calle. En una sociedad donde no miramos la necesidad del prójimo, pero si nos preocupamos de que a una orca la maltraten en un delfinario.
Hablo de prioridades, escribo que estamos perdiendo el norte viendo el mundo rural desde una óptica urbanita, donde muchos creen que los animales hablan y no se comen entre ellos. En una sociedad que califica de “asesinos” a los cazadores, pero no se plantea el sufrimiento sufrido por un buey en el matadero cuando están delante de un buen filetón.
En una sociedad carente de valores, donde prima la vanidad, el egoísmo y el desconocimiento total de lo que es el mundo rural, la caza o la pesca.
Una sociedad que condena sin paliativos a cazadores por una actividad que tiene miles de años de existencia. La misma sociedad que quiere eliminar, entre otros, a especies que llevan entre nosotros desde la época de la dominación romana (como es el caso de la carpa).
Y unos “ecologetas” que en su afán de prohibir toda actividad que consideren que está en contra de su fanática visión del mundo, la atacan y denigran utilizando en muchos casos la violencia, la misma de la que nos acusan.
Pero eso sí, estos mismos “ecologetas” se han hecho maestros a la hora de vivir de subvenciones, de ser profesionales bien pagados a costa de la ruina de muchos.
Pues nada ¿a qué estamos esperando para decir basta?, dentro de unos días tenemos la posibilidad de hablar en las urnas, ¿o vamos a seguir callados?
El 5-J demostramos que unidos lo vamos a conseguir, cazadores, pescadores y gente del mundo rural, la decisión es vuestra. Yo ya estoy harto de ser considerado un “apestado”, mi actividad es legal y pago licencias e impuestos para desarrollarla.
Yo no me escondo, si me preguntan, diré que soy cazador, que mi tatarabuelo y mi abuelo lo fueron, mi padre también, y mi hija también lo será. Si me quieren preguntar porque lo soy contestaré que por convicción, principios y tradición.

2 comentarios: