viernes, 15 de enero de 2021

Extremadura. Sólo se cazará en su propio municipio: así afectan las nuevas restricciones a los cazadores extremeños. Publicado en Club de Caza el 14 de enero 2021.

 Origen

Solo se puede cazar en los municipios de residencia. Quedan prohibidas la entrada de cazadores ajenos al municipio, así como la salida de los municipios para cazar en otros.


El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura ha acordado tomar medidas especiales de intervención administrativa de carácter específico y temporal en algunas localidades de la región, para la contención del brote epidémico de la pandemia COVID-19.

La Sala Contencioso-Administrativo del TSJEx recuerda que aunque no apruebe el confinamiento sí serán aplicables en dichas localidades las medidas tomadas con carácter previo y general o que puedan adoptarse según la situación epidemiológica.

Prohibido entrar y salir de municipios, salvo excepciones

Se restringe la libre entrada y salida de personas en las localidades afectadas, salvo los casos previstos en la normativa. Por tanto se prohíbe la entrada de cazadores ajenos al municipio y la salida de cazadores de estos municipios para practicar la caza en otros municipios, estén o no en situación de aislamiento perimetral. Como quiera que no está prohibida la actividad cinegética en los municipios bajo aislamiento perimetral, los cazadores residentes en el municipio podrán practicarla.

Actividad cinegética profesional

Se pueden realizar desplazamientos desde municipios aislados perimetralmente a otros que no lo estén para practicar la actividad cinegética de carácter profesional, esto es, si la persona que se desplace acredita el cumplimiento de una obligación laboral, profesional o empresarial.

No hay prohibición expresa de cazar

Se «desaconsejan» los desplazamientos y la realización de actividades no imprescindibles dentro de las localidades afectadas, por tanto no existe una prohibición expresa de la actividad cinegética.

Excepciones a las medidas de restricción de la libertad de circulación de personas

Se restringe la libre entrada y salida de personas en las localidades afectadas, salvo para aquellos desplazamientos, adecuadamente justificados, que se produzcan por alguno de los siguientes motivos:

a) Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.

b) Cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales o empresariales.

c) Retorno al lugar de residencia habitual.

d) Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

e) Actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales, que no admitan aplazamiento.

f) Realización de exámenes o pruebas oficiales inaplazables.

g) Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

h) Cualquier otra actividad de análoga naturaleza.

Circulación por carretera

La circulación por carretera y viales que transcurran o atraviesen el territorio del núcleo de población estará permitida, siempre y cuando tengan origen y destino fuera del mismo.

Circulación de residentes dentro del municipio

Se permite la circulación de personas residentes dentro de las localidades afectadas, si bien se desaconsejan los desplazamientos y la realización de actividades no imprescindibles.

Si quieres leer el informe jurídico de Fedexcaza, pulsa en este enlace.

jueves, 14 de enero de 2021

Vídeo. Caza de jabalíes. Top 10. Increíbles disparos y cargas / ataques. Ovini Expéditions 2019.

 Origen


Recopilación de los 10 mejores lances a jabalíes de Ovini Expeditions del año 2019.

Con datos de calibre, distancia de tiro, datos del jabalí ...





miércoles, 13 de enero de 2021

El veto a los cazadores en los parques nacionales aísla aún más la España vaciada. Publicado en El Confidencial el 11 enero 2021.

 Origen

España es uno de los paraísos de la caza en Europa.


La nueva legislación ha hecho desaparecer las monterías en Cabañeros, Doñana, Monfragüe, Sierra Nevada o Picos de Europa, debilitando la economía de estas zonas.

La despoblación es un problema que desde hace décadas acucia a la España interior, con excepción de la Comunidad de Madrid. La última traba apareció el pasado 5 de diciembre, cuando entró en vigor la prohibición de cazar en las fincas ubicadas en los parques nacionales. La nueva legislación ha hecho desaparecer las monterías en Cabañeros, Doñana, Monfragüe, Sierra Nevada o Picos de Europa; debilitando la economía de estas zonas y empujando a muchas familias hacia un éxodo rural para encontrar una mejor situación laboral. 

Los cotos de caza daban trabajo a mucha gente. Y no solo de manera directa, ya que durante las jornadas de montería se llenaban los bares, restaurantes y casas rurales de los pequeños pueblos asentados dentro del perímetro de los parques nacionales. "Lo que más nos aportaba es el movimiento del personal, porque venían a comer y dormir en el pueblo", explica Javier Camarea, veterinario y vicealcalde de Horcajo de los Montes, una pequeña localidad de Ciudad Real que apenas supera los 900 habitantes y posee parte de su término municipal dentro del parque de Cabañeros. 

Otra de las grandes preocupaciones para Camarena es ver qué pasa con los guardas que custodian las fincas. La gran mayoría corre el riesgo de perder su puesto de trabajo, lo que les obligaría a emigrar a la ciudad. Si esto ocurre, tendrán que llevarse consigo a sus hijos, vaciando todavía más las escuelas rurales o, incluso, forzando a cerrar algunos de estos centros de enseñanza. "Una vez que te cierran un colegio, abrirlo es imposible", lamenta el edil, perteneciente a la Agrupación Independiente de Hocarjo.

Por su parte, la Fundación Artemisan critica en un comunicado que el Gobierno "haya hecho oídos sordos al clamor de una España vaciada", que "va a sufrir un golpe definitivo al perder una de las fuentes de riqueza más importantes para los municipios del entorno de estos parques". De hecho, según sus propios cálculos, la prohibición de la caza va a provocar que los parques nacionales dejen de crear empleo en el medio rural "para pasar a costar más de 320 millones de euros a los españoles".

Además, advierten de que la nueva normativa va a generar una sobrepoblación de ciertas especies animales, como ciervos o jabalíes, lo que aumentará los daños en la agricultura y generará la "probable aparición de enfermedades en la fauna silvestre por sobreabundancia". Si este supuesto llega a producirse, el Estado tendrá que contratar a cazadores profesionales para matar a un determinado número de especies y controlar la sobrepoblación, un proceso que hasta ahora se llevaba a cabo sin coste alguno para las arcas públicas con las monterías privadas organizadas en los cotos de caza.

La situación en el parque de Monfragüe es algo diferente. La caza deportiva está prohibida desde 1991 y solo se realizaban 25 monterías al año para controlar la sobrepoblación. Ocho de ellas tenían lugar en Serradilla, un pequeño municipio de Cáceres con poco más de 1.500 habitantes. Como apunta su alcalde, Francisco Javier Sánchez Vega, si a un pueblo como Serradilla le quitas esas cacerías, "sufre un golpe importante", porque "se nota mucho en el consumo". Por este motivo, pide "que los controles de población se sigan haciendo como se hacían, mediante la caza, y no mediante trampas o jaulas". Además, sostiene que las monterías se realizaban con la supervisión y la autorización de la dirección del parque.

Los ecologistas apoyan la prohibición

Justo la opinión contraria es la que aportan desde las asociaciones ecologistas, que niegan rotundamente una despoblación en la España vaciada derivada de la prohibición de cazar. Según manifiesta el coordinador de Ecologistas en Acción, Theo Oberhuber, "los parques nacionales ayudan a fijar la población" porque generan una serie de beneficios económicos ajenos a la caza.

Oberhuber sí reconoce que en algún momento puede ser necesario realizar un control de poblaciones animales, pero defiende hacerlo de manera ajena a la caza. Por ejemplo, propone capturarlos vivos para trasladarlos a zonas en que se han extinguido. "La caza no sirve para controlar poblaciones, lo que hace es incrementarlas para poder seguir cazando", denuncia el ecologista. De hecho, culpa a los cazadores de eliminar las especies depredadoras para potenciar el crecimiento de la población de ciervos y jabalíes.

También critica que se haya armado tanto revuelo por esta normativa, que ya fue aprobada en 2014, pero se encontraba en una fase de moratoria. Afirma que actualmente se puede cazar en el 80% del territorio nacional, mientras que los parques nacionales suponen el 0,8% de la superficie estatal. "Se está haciendo una presión para poder cazar en ese 0,8% que son los espacios más valiosos, los que tienen mayor diversidad", apunta.

Recursos de ayuntamientos y particulares

En cualquier caso, algunos ayuntamientos han aprobado mociones para intentar tumbar esta ley, que consideran perjudicial para su economía local. Un ejemplo es el citado pueblo Horcajo de los Montes, donde se ha llevado a pleno el apoyo a la caza en los parques nacionales al considerarla esencial para evitar la marcha de familias. También se han movilizado los propietarios de los cotos de caza, que han recurrido a la Justicia con el objetivo de poder conservar sus fincas y seguir cazando.

Si finalmente no consiguen revertir la legislación, los propietarios intentarán que el Estado les pague una indemnización, como si se tratase de una expropiación. "Lo primero que se debía haber hecho es hablar con los particulares y, si no les interesa, pues hay que expropiar el terreno con la consecuente indemnización económica, como se hace cuando construyen una autovía", remarca el presidente de Atica Castilla-La Mancha, Javier Caballero. De acuerdo con sus cálculos, la valoración de estas fincas es de más de 5.000 euros por hectárea, el valor de mercado que tenían antes de la entrada en vigor la nueva normativa.

Los últimos datos del Organismo Autónomo de Parques Nacionales sostienen que justo antes del 5 de diciembre se habían formalizado 36 acuerdos, que suman una superficie de 104.043,64 hectáreas, en su gran mayoría suscritos por los ayuntamientos. Por lo tanto, todavía queda pendiente alcanzar algún tipo de convenio en una superficie estimada de unas 97.902 hectáreas.

La opción de vender los cotos a otro particular está descartada, porque tras la prohibición de la caza han pasado a no valer nada y encontrar a un comprador es una misión prácticamente imposible. "En el momento en que le quitas la caza, ese terreno no vale para nada", apunta Caballero, tras explicar que son zonas muy pobres desde el punto de vista agrícola.

No obstante, aunque los propietarios no consigan vender los terrenos, los más perjudicados son los trabajadores que han perdido su empleo. Para Caballero, se trata de un impedimento más para el desarrollo de las pequeñas poblaciones que han cuidado de forma autónoma las zonas rurales desde hace décadas, permitiendo que España tenga una superficie natural mucho mayor que la del resto de países europeos. "Los pueblos en zonas protegidas pierden mucha más población que los que no están en zonas protegidas", lamenta este experto. "Es la gran tragedia del campo español", concluye.

"En el momento en que le quitas la caza, ese terreno no vale para nada"

Desde la Fundación Artemisan, han propuesto al Gobierno diferentes alternativas, como la aprobación de una prórroga a la moratoria que permita formalizar los acuerdos necesarios. También han puesto sobre la mesa una reforma legislativa, de manera que no se establezca la prohibición en los parques nacionales donde la caza haya sido una actividad tradicional y no perjudique el espacio protegido. Por el momento, estas propuestas no han obtenido respuesta.

En el ámbito parlamentario, el Partido Popular presentó el 4 de diciembre —un día antes de que la normativa entrase en vigor— una proposición de ley en el Congreso para prorrogar durante tres años más la moratoria a la prohibición de cazar y pescar de manera recreativa y deportiva. Además, instó al Gobierno a que "cumpla con sus obligaciones", ya que en la Ley de Parques Nacionales de 2014 se establece que se debía llegar a acuerdos entre los propietarios de fincas y la Administración.

martes, 12 de enero de 2021

Así roban los animalistas sus perros a los cazadores. Publicado en Club de Caza el 11 de enero 2021.

 Origen

Además de haber entrado en una propiedad privada ilegalmente, esta persona, que tiene un perfil en Facebook bajo el nombre de Belen, reconoce haber robado dos perros de caza. Y lo difunde en sus redes sociales porque no sabe qué hacer con los perros que le ha robado a «un hombre mayor».


La publicación se hace pública el pasado sábado. En ella, una persona reconoce haber robado dos perros de caza. Y asegura acabar de hacerlo. Sus motivos: que estaban «muertos de hambre, enfermos y aterrorizados».

Le ha robado sus perros a un cazador

¿Es esta persona veterinaria para reconocer una enfermedad en dos perros solo con verlos? Justifica el robo y la entrada ilegal en propiedad privada por meras sensaciones totalmente subjetivas. Los datos que ofrece son que se trata de dos perras pequeñas de caza, que están en la zona sur de Madrid y que su propietario es un cazador varón, mayor y del que asegura que «ni Internet tendrá».

No tiene dónde mantenerlos

Además, resulta escandaloso que haya, presuntamente, robado dos perras de caza y acto seguido se vea obligada a pedir ayuda en redes sociales para encontrar quien les dé «acogida». Esta radical está pidiendo cómplices a sus dos supuestos delitos.

Club de Caza, contra el maltrato animal

En Club de Caza siempre abogamos por denunciar el maltrato animal y perseguir a los que lo cometen. Pero también condenamos la libertad que se toman ciertos radicales que creen que son policía, juez y jurado, y se saltan las leyes para hacer lo que les parece correcto. Y robarle sus dos perras a un cazador, movido por sensaciones subjetivas, debe ser perseguido y castigado con toda la fuerza de la ley.

Si te han robado dos perras en el sur de Madrid

Si conoces a la persona a la que le han robado dos perras de caza de tamaño pequeño en un pueblo del sur de Madrid, empieza por investigar a esta persona.

lunes, 11 de enero de 2021

Cazadores que se tiran piedras contra ellos mismos. Publicado en La Gaceta de Salamanca el 11 de enero 2021.

 Origen

Plantel de la última montería organizada por la Delegación de Salamanca en El Rudillo.

Sergio Milán
Delegación salmantina de caza

El sector pide respeto desde el exterior y prudencia a los propios compañeros

Cada día estoy más convencido de que no necesitamos a los ‘anticaza’ ni al sector animalista radical para poner la caza en tela de juicio y para provocar más desunión entre los cazadores. Hace poco apareció en muchos medios de comunicación, tanto adoctrinados y adoctrinantes en el animalismo, como del sector, una noticia sobre unos cazadores españoles que habían ido a cazar a Portugal, en una finca cerrada, en la cual en una sola jornada de caza se abatieron unas 540 reses. Los cazadores asistentes cometieron el “error” de compartir por redes sociales su recuerdo que causó grandes criticas.

Sinceramente, poco preocupa que los de siempre critiquen lo que no conocen o lo que nunca se esforzarán en comprender, es batalla perdida. No ocurre lo mismo con las críticas de dentro del sector. Estamos cayendo en una peligrosa rutina que fuerza la ruptura de una cohesión más que necesaria en tiempos difíciles, pedimos que los de fuera nos respeten pero desde dentro somos los primeros en tirarnos piedras a nuestro tejado.

Cada día es más patente el egoísmo de muchos cazadores cuyas quejas no hacen más que poner el foco sobre una actividad cuyo papel es esencial. Rápido caemos en la hipocresía de la que acusamos a otros.

Hace relativamente poco se habilitaban los desplazamientos para control poblacional, hecho de indudable importancia, y allí teníamos a no pocos aficionados a la caza menor quejándose de por qué jabalí sí y no perdiz.

Ahora tenemos a quienes critican a estos cazadores que se fueron a Portugal a una finca particular, cuyo propietario crió esos animales para ser abatidos en una “montería”, gente que seguramente si les hubieran invitado gratis habrían ido a ojos cerrados, o que van a ojeos de perdiz a apostarse con un secretario para hacer tapices de 1.500 o 2.000 perdices criadas para tal fin, o que van a intensivos a preparar cachorros (o no tan cachorros) antes de la media veda a golpe de caja de 25 codornices, pero claro... su moral es superior.

Para más inri, vienen las instituciones deportivas o cinegéticas a pedir que no se compartan fotos de caza en redes. Empezamos por admitir que, como citaba el compañero, unos “carteristas conceptuales” cambien el nombre de nuestra Ley de caza por un eufemismo horrendo, y acabamos por hacer desaparecer nuestros recuerdos, nuestros lances, nuestro compañerismo frustrado a golpe fría pero necesaria mascarilla.

Señores, más nos valdría no pasar el día como la gata Flora, no ensañarnos con compañeros, mostrar más empatía por quien haciendo las cosas legalmente disfruta de una modalidad diferente a la nuestra, pero sobre todo, no avergonzarnos por nuestras pasiones pues al final lo que se oculta, acaba por desaparecer.

Eso sí, recordad, como dice nuestro amigo y colaborador Álvaro Fernández, “una foto de caza es bonita siempre que sea bonita, y sea de caza”.

domingo, 10 de enero de 2021

Permitidos los movimientos de cazadores en horario nocturno en Andalucía. Publicado en Club de Caza el 9 de enero 2021.

 Origen


Los cazadores que se trasladen para el control cinegético de especies en sobreabundancia que puedan causar daños no se verán afectados por el toque de queda.

En el punto j del artículo 5 de este Decreto del presidente 2/2021, de 8 de enero, especifica que los cazadores podrán circular en la franja horaria desde las 22 horas y hasta las 6 horas de la mañana. Es decir, podrán trasladarse en horario nocturno «los cazadores que se trasladen por actividades cinegéticas vinculadas al control de la sobreabundancia de especies cinegéticas que puedan causar daños a los ecosistemas, en los ciclos productivos de la agricultura y la ganadería y en la seguridad vial».

Artículo 5. Limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno.

1. Se limita la circulación de las personas en horario nocturno en la Comunidad Autónoma de Andalucía en la franja horaria que transcurre desde las 22:00 horas hasta las 6:00 horas, como medida específica de contención y prevención, para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus (COVID-19).

2. No obstante, se permitirá la circulación de las personas en dicha franja horaria por las siguientes causas:

a) Adquisición de medicamentos, productos sanitarios y otros bienes de primera necesidad.

b) Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.

c) Asistencia a centros de atención veterinaria por motivos de urgencia.

d) Cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales.

e) Retorno al lugar de residencia habitual tras realizar algunas de las actividades previstas en este apartado.

f) Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o persona especialmente vulnerables.

g) Los partidos de competiciones deportivas de carácter profesional y ámbito estatal oficialmente reconocidas, y los partidos de carácter internacional organizados por FIFA, UEFA, FIBA y Euroliga de baloncesto.

h) Actividades de lonjas pesqueras, centros de expedición de primeras ventas, mercados centrales y lonjas de abastecimiento de productos agroalimentarios.

i) Repostaje en gasolineras o estaciones de servicio, cuando resulte necesario para la realización de las actividades previstas en los párrafos anteriores.

j) Desarrollo de actividades cinegéticas vinculadas al control de la sobreabundancia de especies cinegéticas que puedan causar daños a los ecosistemas, en los ciclos productivos de la agricultura y la ganadería y en la seguridad vial.

k) Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad. l) Cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente acreditada.

Pulsa en el siguiente enlace para acceder al decreto en su totalidad.

sábado, 9 de enero de 2021

La cuerna de ciervo es un anticanceroso tan potente como la quimioterapia. Publicado en Club de Caza el 9 enero 2021.

 Origen

La misma eficacia contra un tipo de cáncer sin mostrar los efectos adversos de estas. La cuerna de ciervo ha demostrado, científicamente, que contiene compuestos con propiedades supresoras de tumores. Se abre la posibilidad de desarrollar un fármaco terapéutico para el tratamiento de tumores.

Las astas de los mamíferos son la única estructura que regenera cada año. La tasa de crecimiento diaria oscila entre 1 y 3 centímetros en las puntas, produciendo más de 20 centímetros cuadrados de piel de manera diaria. Esta tasa supera a la que caracteriza al cáncer. Además, las astas no suelen sufrir tumores óseos, sobre todo las que se encuentran en crecimiento. Esto ha conllevado que científicos se fijen en ellas para intentar inhibir el crecimiento del cáncer.

Compuestos basados en la cuerna de ciervo frenan el crecimiento del cáncer

Una investigación desarrollada en nuestro país ha demostrado que los compuestos bioactivos de la cuerna de ciervo en crecimiento tienen efectos anticancerígenos en cultivos de células tumorosas. Se asemeja a la efectividad de la quimioterapia, con la ventaja de que no presenta los efectos adversos de esta en las células no cancerosas.

Los investigadores han centrado el estudio en un «tipo de cáncer potencialmente interesante para probar los efectos del extracto de DAV»: el glioblastoma, el tumor cerebral maligno más prevalente y agresivo.

Autores del estudio

La investigación ha sido liderada por el investigador Louis Chonco, colaborando con el grupo del doctor Tomás Segura, del Hospital Universitario de Albacete, así como con el IDINE y el grupo de cérvidos del profesor Tomás Landete de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM).

Estudios previos que demostraron las propiedades anticancerosas de la cuerna de ciervo

Otras investigaciones realizadas por Wang y col. o Landete-Castillejos et al. ya demostraron las cualidades anticancerosas de la cornamenta del venado en, por ejemplo, la próstata humana.

Esto ha llevado a los investigadores responsables del presente estudio científico a plantearse que, el hecho de que «las astas crezcan desde la punta de la viga y las púas nos llevó a postular que la expresión de genes supresores de tumores y moléculas bioactivas relacionadas debería ser mayor en la punta en comparación con otras partes de la asta. Wang y col. probaron diferentes partes de cuernos en crecimiento y encontraron que la punta del DAV mostraba la mayor citotoxicidad contra el cáncer de próstata».

Los resultados llevaron a los científicos a plantear los siguiente: «Debido a que las astas crecen desde la punta hacia abajo, donde la expresión de proto-oncogenes y genes antitumorales debería ser mayor, esperábamos que la punta de la asta mostrara una mayor actividad antitumoral en comparación con las otras partes de la asta. En este estudio, probamos la parte media de la cornamenta como control».

Se cazaron 12 ciervos adultos con la cuerna en crecimiento

Para completar la investigación, se tomaron muestras de astas de 12 machos adultos de ciervo rojo que fueron cazados durante una etapa de control poblacional en la provincia de Ciudad Real. Los abates se realizaron en verano, eligiendo aquellos machos que portaban cuernas en una etapa de crecimiento.

Una vez abatidos, de manera inmediata las astas se cortaron con una sierra mecánica y se mantuvieron refrigeradas hasta que se congelaron a -20 grados C. Después se las procesó mediante liofilización para deshidratarlas. Se dividieron en secciones de 2,5 centímetros y se molieron hasta conseguir partículas menores de 0,18 mm.

Los resultados de la investigación, en cifras

Las conclusiones de la investigación demuestran que el extracto de cuerna de las puntas y púas redujo la proliferación de dos líneas celulares de tumores denominados glioblastoma en un 38% y la formación de colonias en un 84%. Este dato se equipara a los resultados de la metástasis. A su vez, inhibe la migración celular en un 39% y no produce efectos significativos en células sanas.

Se estudiarán estas propiedades en otros tipos de cáncer

El doctor Chonco ha pedido la concesión de un proyecto a nivel nacional junto con los grupos con los que ha colaborado para investigar estos efectos del extracto de la cuerna de ciervo en el gioblastoma, sino también en otros tipos de cáncer, como el de mama, de piel y de colon.

Este tipo de estudio puede abrir la puerta a conseguir fármacos anticancerosos con la eficacia de tratamientos que actualmente resultan muy tóxicos para las células sanas.

El estudio ha sido publicado en la prestigiosa revista científica Nature.

Investigadores:
  • Luis Chonco
  • Tomás Landete-Castillejos
  • Gemma Serrano-Heras
  • Martina Pérez Serrano
  • Francisco Javier Pérez-Barbería
  • Carlos González-Armesto
  • Andrés García
  • Carlos de Cabo
  • José Manuel Lorenzo
  • Chunyi Li
  • Tomás Segura

Prevención de riesgos en la caza. Artículo de Félix Sánchez Montes.


Prólogo 

La caza es una actividad que al practicarse en lugares abiertos con superficies irregulares y usando armas, no está en absoluto exenta de riesgos. Para evitarlos, debemos de extremar todas las precauciones posibles y así reducir, dentro de lo posible, los accidentes. Muchas de estas acciones para prevenir estos accidentes, están reglamentadas y tenemos el deber de conocerlas, si queremos practicar sin riesgos la caza. 


De igual modo, todos los responsables de cualquier actividad cinegética realizada en grupo, deben de informar a los participantes antes de comenzar, de los riesgos y medidas pertinentes para evitar accidentes, así como de cualquier otra particularidad que pueda provocar riesgos, siendo estas normas de seguridad, de obligado cumplimiento. 


No voy a entrar a explicar de forma exhaustiva, la gran cantidad de situaciones que nos pueden llevar a una situación de riego, solamente me centraré en los que considero más importantes, dejando para otra ocasión el entrar de forma más extensa en estos temas, en especial el de las caídas, condiciones meteorológicas, riesgos biológicos por el manejo de animales y las causas naturales.


Accidentes de tráfico 

Son los causantes de aproximadamente un tercio de los accidentes que se producen en el ejercicio de la caza. Un buen porcentaje de ellos, producidos a la ida o a la vuelta del lugar donde vamos a practicar nuestra afición, causados tanto por las condiciones meteorológicas (viento, lluvia, hielo, nieve), como por fatiga o distracción, en especial al volver, ya que acumulamos el cansancio de todo el día y ello aumenta el riesgo. 

La prudencia y el respeto por las normas de circulación, es fundamental, así como olvidarse de las prisas, si no queremos tener un percance. 


Si conducimos por caminos y pistas forestales, el riego se convierte en elevado, suelos mojados o helados, irregulares y con todo tipo de obstáculos, sin olvidarnos de barrancos y terrenos poco firmes. Por tanto, es muy importante saber cómo se debe conducir por este tipo de terrenos, aparte de llevar un vehículo preparado para ello. 

La velocidad a la que circulamos, debe de ser moderada, pues en cualquier momento, podemos encontrarnos con un obstáculo o un animal que se nos cruce, la prudencia en este caso es nuestra aliada, ya que somos nosotros quienes conducimos y debemos tomar la decisión adecuada en cada caso. 

Y no olvidar respetar el medio ambiente, se debe evitar ir circulando por zonas prohibidas o campo a través. Y por último, nunca debemos circular por estos caminos después de haber comido, o haber ingerido alcohol o drogas, ya que ello limitaría nuestros reflejos. 


Seguridad en las cacerías 

Tomemos por ejemplo, las normas de seguridad, que toda persona que esté cazando debe conocer y aplicar y que están recogidas por la Junta de Andalucía: 

· “Cuando se avisten grupos de cazadores que marchen en sentido contrario, o vayan a cruzarse, será obligatorio descargar las armas cuando tales grupos se encuentren a menos de 50 metros unos de otros, y en tanto se mantengan de frente respecto al otro grupo. 

· Cuando se organicen monterías, ojeos o batidas colectivas, no se podrán disparar las armas hasta que se haya dado la señal convenida para ello, ni hacerlo una vez terminada la cacería. 

· En el caso anterior, se prohíbe el cambio o abandono de los puestos de los cazadores y sus auxiliares durante la cacería, haciéndolo solamente, llegado el caso, con conocimiento del organizador de la misma o de sus representantes debidamente autorizados. 

· Se prohíbe tener cargadas las armas antes de llegar a la postura o después de abandonarla. 

· En los ojeos de caza menor y en las tiradas de tórtolas, palomas y aves acuáticas, deberá colocarse los puestos o pantallas distanciados por lo menos 30 metros unos de otros, quedando prohibido el tiro en dirección a las demás pantallas. 

· En las cacerías señaladas en el apartado anterior, deberán colocarse placas de protección a los lados de cada puesto, cuando estos se encuentren a una distancia inferior a 50 metros unos de otros, a una altura conveniente de modo que cubran perfectamente los puestos inmediatos. 

· Salvo indicación expresa, los ojeadores o batidores no deberán acercarse a menos de 50 metros de las posiciones de tiro de los cazadores. Por su parte, estos no dispararán en dirección a la línea de batidores cuando esta se encuentre a menos de 80 metros de los cazadores. 

· En las monterías, se colocarán los puestos de modo que queden siempre desenfilados o protegidos de los disparos de los demás cazadores, procurando aprovechar a tal efecto los accidentes del terreno. En su defecto, los puestos deberán situarse a más de 250 metros. 

· Cada postor deberá explicar antes de empezar la cacería, a todos los cazadores que coloque, el campo de tiro permitido, y estos se abstendrán de disparar fuera de él y especialmente en dirección de los demás puestos que tenga a la vista. Cada cazador está obligado a establecer acuerdo visual y verbal con los más próximos para señalar su posición. 

· Con carácter general se prohíbe disparar hacia la zona de seguridad (carreteras, vías férreas, núcleos habitados …), siempre que el cazador no se encuentre separado de ellas por una distancia mayor de la que puede alcanzar el proyectil o que la configuración del terreno actúe de pantalla. 

· Se prohíbe disparar en dirección a los lugares en que se encuentren rebaños, hatos, recuas o cualquier otra concentración de ganado, bien se halle pastando o siendo conducido, salvo que se haga a distancia superior a la del alcance del proyectil. 

· El organizador o responsable de la actividad cinegética debe de comunicar las normas de seguridad en las cacerías a todos los participantes. 

· En todo momento se deberá hacer cumplimiento de las limitaciones y prohibiciones en beneficio de la caza y medidas de seguridad, recogidas en el artículo 55 de la ley 8/2003, de la flora y la fauna silvestres.” 

En otras comunidades existes normas similares en su legislación cinegética, y es nuestra obligación conocerlas y cumplirlas. 

Podríamos añadir algunas normas básicas, en especial, a lo referente a no disparar a los visos en las monterías, y siempre cerciorarse de “enterrar” la bala al disparar, o evitar los rebotes al hacerlo sobre zonas rocosas. 


Normas básicas para el uso de armas de fuego 

· Ver y hacerse ver. 

· Abrir o descargar el arma al efectuar una maniobra de riesgo (vadear, saltar). 

· Nunca disparar en dirección a otros puestos. 

· Marcar bien la zona de tiro. 

· Nunca abandonar el puesto. 

· Nunca disparar al bulto que se mueve en el monte. 

· Mantener el dedo fuera del disparador hasta que se vaya a efectuar el disparo. 

· El seguro del arma siempre puesto hasta proceder a disparar, en mano se puede hacer con algo de práctica. 

· El arma desenfundada y descargada hasta que se vaya a usar. Nunca llevarla cargada en el coche. 

· Antes de disparar asegurarse de lo que hay detrás. 

· Medir la distancia entre la presa y los perros antes de disparar. 

· Asegurarse que tras una caída del arma esta no tiene los cañones obturados. 

· No dirigir nunca un arma hacia nadie. 

· No usar el visor del arma para observar los puestos vecinos. 

· Si disparamos a una res de caza mayor tenerla siempre a la vista. 

· No olvidar la munición en el arma y revisar que no quede ninguna bala en la recámara antes de guardarla en su funda. 

· Atención a los rebotes de la munición en zonas rocosas. 

· No disparar por encima del horizonte (viso). 

· Nunca apoyar el arma cargada en zonas inestables. 

· No encañonar a nadie ni gastar bromas con las armas. 

· No dejar nunca un arma cargada en el suelo. 

· Mantener el arma perfectamente limpia. 

· Si se moja el arma limpiarla perfectamente cuanto antes. 

· Asegurarnos de que el cañón no presenta golpes o curvaturas. 

· Revisar si tiene holguras. 

· Guardar las armas perfectamente limpias. 

· Cuidado con la mala costumbre de apoyar los cañones del arma en las botas. 

Y no olvidéis el viejo dicho de que las armas las carga el diablo. 


En la caza alcohol cero 

Este tema es importante a la hora de evitar accidentes. ¿Cuántas veces, hemos observado en la cafetería, a primera hora de la mañana, a grupos de cazadores bebiendo alcohol sin mesura?, luego salen a cazar y ocurren los accidentes. 

Recuerdo una vez en una montería, de cuyo nombre prefiero no acordarme, que el postor de nuestra armada iba tan borracho, que se iba cayendo a cada tramo, y para redondear la faena, se puso en el último puesto a montear, esa vez no ocurrió nada y hasta unas semanas después, no me entere que este señor fue expulsado, según me comentaron, de la sociedad montera a la que pertenecía. 


No debería valer aquello de tomarse una copa para templar el pulso, ya que el alcohol produce el efecto de sentirnos más alegres y confiados, lo que hace que bajen nuestros reflejos y podemos provocar un accidente, pues no olvidemos que llevamos en nuestras manos un arma cargada. 

La tolerancia al alcohol en la caza, debería ser cero, y por suerte ya hay sociedades de caza y orgánicas monteras, que en sus comidas, no ponen alcohol, y esta temporada, he podido observar al Seprona, haciendo la prueba del alcohol a los conductores de una armada que acababa de salir para dirigirse a los puestos, a ver si cunde el ejemplo y todos iremos de caza mucho más tranquilos, y lo que es más importante, seguros. 


Cómo actuar en caso de accidente 

En prevención se utiliza el acrónimo PAS para definir lo que debemos hacer, en este orden, en caso de estar involucrados o presenciar un accidente. 

Prevenir: asegurarse de que usted y el accidentado están fuera de peligro. 

Avisar: al responsable de la cacería y a los servicios de emergencia de la existencia del accidente. Si fuese necesario trasladar al accidentado al centro sanitario más cercano. 

Socorrer: efectuar una primera exploración del accidentado, consciencia, respiración y pulso, para poder avisar al 112 en caso de emergencia. 


Epílogo 

Precaución, conocer las normas básicas para evitar situaciones de riesgo y mantener la calma en caso de accidente, son las tres reglas básicas, que debemos recordar. Muchos de los accidentes, que se producen cada temporada en las actividades cinegéticas, se podrían haber evitado, con una buena información y formación en prevención de riesgos. 


Lo primero que recuerdo que me dijeron cuando de chaval iba de morralero con mi padre, fue que cuidase mi calzado y mirase por donde pisaba, que fuese vestido para resistir las inclemencias del tiempo y siempre me colocase detrás de él, y ya cuando me permitieron usar un arma, que me asegurase mucho antes de disparar y solamente lo hiciese, si veía bien a presa y no había ningún peligro en hacerlo. O sea, los principios básicos de la prevención. 

Como curiosidad, esta temporada una orgánica cordobesa, ha llevado a todas sus monterías una UVI móvil con su equipo sanitario. 

Y recordar que en caso de accidente grave, no se puede alterar el lugar de los hechos, hasta que lo autorice el servicio de prevención o la autoridad judicial. 

¡Buena y segura caza!

Texto y fotos: Félix Sánchez Montes

viernes, 8 de enero de 2021

Suárez-Quiñones, Consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León: "La caza no es un deporte de señoritos sino un instrumento de control de las especies. Publicado en La Vanguardia el 6 de enero 2021.

 Origen


La Junta de Castilla y León tiene previsto aprobar en el primer semestre de 2021 la nueva Ley de Caza, un texto normativo que pretende sacar adelante con el máximo consenso de los grupos políticos en el convencimiento de que debe ser un marco con vigencia para muchos años y ante la importancia que la misma supone para la Comunidad en términos económicos.

"La caza no es un deporte de señoritos donde los ricos van a pasarlo bien, contrariamente a lo que pretenden hacer ver algunos. No es así porque la caza es un instrumento básico de control de las especies, una herramienta para que las más fuertes no tengan una superpoblación que provoque la desaparición de las más débiles", sentencia el consejero.

El titular de Fomento y Medio Ambiente, en una entrevista a Europa Press, se queja de que "algunos" llevan pretendiendo desde hace años que no se pueda cazar en Castilla y León.

En este objetivo han logrado "victorias provisionales" a través de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia, con sede en Valladolid, si bien el consejero se felicita de que ha sido finalmente el Tribunal Supremo, en virtud de una sentencia de mayo, el que ha indicado que la "Junta ha hecho los deberes en la normativa reglamentaria".

Incluso cuando las primeras resoluciones judiciales ponían en peligro la actividad cinegética y llevaron a la Junta a modificar, con urgencia en las Cortes, una ley que data de 1996, el consejero también reprocha al Defensor del Pueblo español y a la misma sala del TJCyL en Valladolid que llevaran, sin éxito, dicha modificación al Constitucional, pues dicho tribunal, en virtud de dos sentencias en octubre, entendió que la ley era correcta. 

CUÁLES SON LOS INTERESES DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

"No sé qué intereses defiende el Defensor del Pueblo, desde luego no los de Castilla y León sino los postulados radicales de una minoría frente a los de una mayoría", critica Suárez-Quiñones, quien extiende también su enojo respecto de la postura de la citada Sala del TSJCyL, "que entendía que las Cortes habían burlado sus decisiones en contra de la caza".

Con todo, el titular de Fomento y Medio Ambiente incide en que su departamento se ha marcado el objetivo de sacar adelante una nueva Ley de Caza, un nuevo texto sobre Gestión Sostenible y Recursos Cinegéticos "mucho más sostenible, con más participación científica y con los mejores controles" que podría ser una realidad en el primer semestre de 2021, a partir de que se reinicie el periodo de sesiones en las Cortes en febrero.

"Esta semana pasada el Consejo Consultivo se ha pronunciado de forma favorable sobre el proyecto de ley e impone una serie de ajustes técnicos que vamos a incorporar", asegura Suárez-Quiñones, quien confía en lograr finalmente una "ley de Comunidad" y con el máximo consenso "porque no es para dos días sino para muchos años".

En su alegato en favor de la actividad cinegética, el consejero insiste en que se trata de una herramienta que garantiza el equilibro entre especies, el control para la sanidad de los animales y del hombre, "pues no hay que olvidar que el coronavirus es de procedencia animal", y ello, apostilla, "no supone que alguien mate lo que quiera y cuando quiera por cuanto hay técnicos que imponen qué especies se pueden cazar, dónde y en qué periodos".

El titular de Fomento también destaca que una superpoblación de especies constituye un grave problema en las carreteras que puede ocasionar accidentes mortales de tráfico y, además, no se olvida del componente económico de la actividad cinegética pues la misma genera anualmente recursos de entre 500 y 600 millones de euros en Castilla y León.

"Es una forma de vida para muchas entidades locales menores, negocios y el medio rural", sentencia Suárez-Quiñones.

jueves, 7 de enero de 2021

Unos desconocidos matan a tiros a 20 perros de una rehala y dejan malheridos a otros muchos en Casatejada. Publicado en La Mañana, Radio Interior el 6 de enero 2021.

 Origen

Unos desconocidos matan a tiros a 20 perros de una rehala y dejan malheridos a otros muchos en Casatejada

Por ISIDORO CAMPOS

Uno de los perros de raza podenca abatido a tiros en la Finca "La Parrala", entre Talayuela y Casatejada.

Unos desconocidos han matado a tiros a 20 perros de una rehala y malherido a otro número importante de ellos en el interior de una finca ubicada en el término municipal del municipio cacereño de Casatejada.

Los propietarios de los perros, vecinos de Talayuela, descubrieron la masacre en la tarde de este miércoles, cuando se desplazaron a la finca “La Parrala” para alimentar a los animales y se encontraron muchos de ellos muertos y otros malheridos y agonizando.

La Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer los hechos, aunque se baraja la hipótesis de que el suceso haya tenido lugar de madrugada, aprovechando una fecha festiva, ya que se trata de un paraje especialmente transitado por agricultores.

Entre los animales fallecidos se encuentran podencos, alanos españoles y otros perros de agarre utilizados por los propietarios para las monterías organizadas por las comarcas próximas. En el suceso, que podría ser considerado constitutivo de delito de maltrato animal, podría haber participado más de una persona, dado el elevado número de perros muertos y heridos.

Fuentes próximas a la familia indicaron que “ha sido una auténtica masacre” y que el autor o autores de los hechos accedieron a la finca tras romper el candado de seguridad de la puerta de acceso de un tiro.

Muchos de los animales murieron en el interior de las perreras y otros cayeron abatidos en pleno campo, provocando unas imágenes que han causado gran estupor en toda la zona.

Un experto consultado por LA MAÑANA de Radio Interior explicó que es probable que la muerte de los perros se haya llevado a cabo con escopetas porque no deja rastro siempre que hayan tomado la precaución de retirar los cartuchos. En el caso de haber provocado la muerte de los animales con rifle o cualquier arma de ánima rayada, un examen de balística forense de los proyectiles puede determinar el arma de la que han salido.